jueves, 13 de junio de 2013

EXPLORA LA ELASTICIDAD

Los huesos, tendones, ligamentos y fascias son tejido conectivos; están constituidos de una estructura parecida a cuerdas en miniatura y son elásticas, asimismo incluye el tejido que rodea y crea la forma de las células. Por ejemplo, el cartílago, que es también tejido conectivo y resiste la presión de las articulaciones, contiene proteínas capaces de retener agua y ayudar a la acción del cartílago como un cojín de agua duro.

Los ligamentos y tendones contienen la proteína más común, el colágeno. El colágeno es una fibra de estructura dura que resiste un tirón equivalente a 10.000 veces su propio peso.
Otra fibra que se encuentra en tendones y ligamentos es la elastina, es bastante elástica, mucho más que el colágeno y ambas forman los tendones y ligamentos que son muy duros y resistentes.

El tejido conectivo dentro y fuera de los músculos forma los tendones a cada extremo del músculo y los conecta con el hueso. Es por ello que el  músculo por si sólo no mueve el hueso sino el tejido conectivo el cual si mueve el hueso.
La elasticidad de los tendones ayuda a crear la sensación de rebote en los saltos. Si estos no son lo suficiente elásticos, los músculos trabajan más duro para compensar esto. Los glúteos y el tensor de la fascia lata, al lado y detrás de la pelvis, se conectan a una gran expansión de tejido conectivo que se inserta en el hueso del muslo y alcanza toda la zona que se extiende hacia abajo más allá de la rodilla. Este ayuda a mantener la posición óptima y la tensión de los músculos del muslo.

Cuando se está aterrizando en un salto, la gran parte de la energía se encuentra depositada en los tendones, sobre todo el  tendón de Aquiles, el cual conecta el hueso del talón con los músculos de la pantorrilla, es el más largo del cuerpo y almacena la energía elástica producida por los músculos para reutilizarla en el siguiente salto.


Otros ligamentos que acumulan elasticidad al saltar son los ligamentos inguinales, los isquiofemorales (situados detrás de la cadera), los sacrotuberosos, el ligamento de salto del pie y en menor grado los ligamentos de la columna, rodilla y pie.





No hay comentarios:

Publicar un comentario