jueves, 4 de abril de 2013

EL ARCO DEL PIE Y SU DINAMISMO EN LA DANZA




Los bebés no nacen con los pies arqueados. El arco del pie se va desarrollando como respuesta a una estimulación, la cual es provocada por el movimiento y el desplazamiento del peso corporal. El arco es muy dinámico y se forma según la forma de los huesos, ligamentos, tejido conectivo y la actividad de los músculos. Cómo órgano sensorial, el pie está en constante diálogo con el suelo. Los dos nuevos cambios que ha sufrido el pie en estos casi siete millones de años de historia evolutiva son las superficies planas y los zapatos. Los zapatos limitan el entrenamiento del pie porque su función es soportar el pie.Los suelos planos eliminan la mayoría de los giros y flexiones que mantienen las articulaciones y los músculos del pie con un buen acondicionamiento.Los zapatos deficientes, la falta de variedad en el entrenamiento del pie, son algunas de las razones por las que los bailarines tienen problemas de pies.

Vamos a poner como ejemplo el flexor largo del dedo gordo, es un músculo importante que mantiene el arco del pie. Su origen radica detrás del peroné y cruza diagonalmente hacia abajo la parte posterior de la pierna para cruzar de nuevo por debajo del tobillo interno y descender por el interior del pie hasta el dedo gordo.
El sustentador del talón es un pequeño balcón óseo cuyo origen es el hueso del talón.Si el flexor largo del dedo gordo es frágil, no va a ofrecer soporte al talón y el extremo interno del tobillo se comba hacia abajo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario