jueves, 12 de abril de 2012

EVOLUCIÓN Y FILOSOFÍA DEL MÉTODO PILATES

Hay cientos de técnicas para estar en forma, y todos los días surgen nuevos métodos. Aún así, la mayoría de las personas no consigue una buena forma, aunque se esfuerzan en conservar el interés y la dedicación a un programa en especifico. Para muchos de ellos termina por ser una rutina dolorosa y aburrida y acaban abandonando.
Una buena forma física ya no es un medio para alcanzar un fin. En el mundo civilizado ya no se necesita estar en forma para sobrevivir como ocurría en las sociedades primitivas, donde el ejercicio físico se obtenía mediante la caza y la recolección. Nuestros antepasados tenían que pasar y superar físicamente grandes obstáculos sólo para comer. Las técnicas de supervivencia actuales sólo requieren hacer cola en el supermercado, en el banco.....
Por lo cual, el ejercicio se ha convertido en algo más estructurado y planificado.Con nuestro modo de vida, el incentivo para estar en forma debe darse de otra manera. Mayor autoestima, mejor salud y longevidad son buenas razones para iniciar un régimen de ejercicio. Pero el mejor estímulo de todos, es el propio ejercicio, que debería ser divertido, atractivo y revitalizante; elementos básicos sobre los que Pilates concibió su disciplina.

La estructura del método Pilates requiere concentración mental, un proceso que obliga a los músculos a responder más rápido al entrenamiento. En lugar de repeticiones monótonas y reflejas, se ejecuta un número limitado de movimientos compuestos intentando perfeccionar cada detalle. Al integrar cuerpo y mente, se consigue un desarrollo efectivo, eficaz y equilibrado.

Podríamos considerar el método Pilates como un modo de vida.La vida va deteriorando nuestro organismo, las personas van encorvandose y descompensándose a causa del ritmo diario. Nuestros hábitos y costumbres hacen que utilicemos demasiado algunos músculos y casi nada otros.Pilates puede ser el antídoto perfecto para esto, ya que consiste en ejercicios que estiran, enderezan y fortalecen el cuerpo.Pero éste método no es un curalotodo místico, y no debe sustituirse a otras formas de ejercicio una vez incluido en una rutina diaria. Todo ejercicio es bueno para el cuerpo:correr, montar en bicicleta, nadar, andar....Pilates reforzará y complementará sus actividades habituales para ayudarle a sentirse mejor.

En la actualidad, Pilates se ha convertido en un híbrido. Como cualquier otro sistema de educación física, es vulnerable a la interpretación y la variación que reflejan la experiencia de cada practicante.
Existen infinidad de estilos y derivados, desde Pilates para rehabilitación hasta Pilates con pelota. Lo más importante es sentirse motivado con el ejercicio y el programa de entrenamiento adaptado a la condición de cada individuo y obtener los resultados deseados.

¿Qué podemos esperar del Método Pilates? En primer lugar, aprender una serie ordenada de ejercicios que trabajan el cuerpo de pies a cabeza. También efectividad: al disminuir el total de repeticiones e incrementar el esfuerzo en cada movimiento, se obtienen resultados más rápidos y duraderos.
Hay que planear un trabajo riguroso, aunque sin repercusión en las articulaciones. En cada ejercicio el cuerpo se estira y fortalece, con posiciones que cambia de la postura supino a la sentada o arrodillada.La mente se activará durante el ejercicio, desarrollando y aumentando la conciencia del propio cuerpo.

Aplicar el "autentico" Pilates significa aplicar todo el sistema, con todos sus componentes. Si es posible, deben tomarse sesiones individuales en un gimnasio totalmente equipado.
El trabajo de suelo es la parte más accesible de este método, y puede practicarse casi en cualquier lugar.
Vamos a comenzar por definir los 6 principio fundamentales que establecen y mejoran la calidad del entrenamiento.Estos conceptos no son únicos de Pilates sino que pueden aplicarse a cualquier ejercicio, a cubierto o al aire libre, y en definitiva a todos los aspectos de la vida cotidiana.

RESPIRACIÓN

Joseph Pilates escribió :" lo más importante es aprender a respirar correctamente" Una respiración correcta oxigena la sangre y aligera su circulación. En Pilates, una técnica de respiración estructurada es una herramienta eficaz que sirve para intensificar y facilitar los movimientos. En ninguna circunstancia hay que dejar de respirar. Conforma aumenta la dificultad, puede que se tienda a contener por unos instantes la respiración en las partes donde el ejercicio es más duro. Como regla general, inspiramos para preparar el movimiento y espiramos al ejecutarlo, sobre todo en las secciones más dificiles. Hay que respirar profunda y plenamente, inspirando por la nariz y espirando por la boca.

CONCENTRACIÓN

En Pilates no se práctica sin pensar o con descuido. En lugar de distraerse o permitir que vaguen los pensamientos, debe concentrarse en su tarea. En cada parte de cada movimiento debe mantenerse un diálogo interno que dirija el cuerpo durante el ejercicio. Cuando sea ya capaz de repasar mentalmente cada movimiento de los ejercicios, habrá empezado a dominar el proceso de aprendizaje. Es fundamental concentrarse en qué es correcto y qué incorrecto y, en mejorar la forma física cuidando cada detalle.

CENTRO

Pilates suele describirse como "movimiento que fluye desde un centro fuerte". El centro es el fundamento de todos los movimientos. Ningún movimiento de brazo o pierna ocurre sin un centro fuerte. Definimos el "centro" como la banda ancha que va en sentido circular desde el ombligo hasta la parte inferior de la espalda, y que se extiende desde las costillas inferiores hasta la parte baja de las nalgas.


PRECISIÓN

La precisión aumenta el beneficio de cada ejercicio, de superficial a intenso. No hay sólo que pretender completar un ejercicio, sino ejecutarlo del modo más perfecto posible. Ser preciso en todos los aspectos del entrenamiento garantiza el beneficio del cuerpo. Es importante iniciarse, centrase y entrenarse con precisión. No es la estructura del ejercicio sino el modo de trabajarlo lo que determina los resultados.

FLUIDEZ

La fluidez es uno de los principios que distingue Pilates de otros métodos. Al practicar Pilates hay que concentrarse en la fluidez de cada ejercicio individual, pero también en la concatenación de los ejercicios. Al trabajar de este modo, se incrementa el equilibrio, el control y la coordinación, preparando el cuerpo para las exigencias de la vida cotidiana.

Por último añadir que Pilates implica trabajo, pero un trabajo gratificante, que aporta mucha energía; la oportunidad de escapar mentalmente de la vida externa y centrarse en el bienestar interior.

"Sólo voy a tenderme, estirarme un minuto,
respirar hondo unas cuantas veces
y saludar a mi cuerpo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario