miércoles, 9 de mayo de 2012

EL MÉTODO FRANKLIN I

Todos los estudiantes de danza, profesores y bailarines deberían de conocer y trabajar  con el método Franklin desde el comienzo de su formación, pues integra completamente los componentes tradicionales de la fuerza, flexibilidad y el nivel cardiorespiratorio en una perspectiva somática; destacando la importancia de la alineación en toda las secuencias del movimiento.
Pero...¿quién es Eric Franklin?
Bien, Eric Franklin es una bailarín y coreógrafo que realizó sus estudios en New York University´s Tish School of the Arts y en la Universidad de Zurich. Fue en 1981 cuando tuvo su primer contacto  profundo con las técnicas que utilizan la visualización.
Al conocer ya las bases establecidas por la Dra.Sweigard, sobre el movimiento estimulado por imágenes mentales, profundizó en ellas.Aunado a esto, la experiencia adquirida a través del trabajo cercano con personas que estuvieron más de 15 años en colaboración directa con la Dra. Sweigard, su conocimiento y entendimiento de los aspectos científicos del movimiento crecieron al grado de permitirle, en los años posteriores, la creación de su propio método.

El Método Franklin es una técnica que trata sobre una mejor coordinación de la fortaleza escondida del cuerpo y  de crear las bases para un movimiento eficiente y suave.
Su objetivo no es sólo mejorar lo que tenemos, si no mejorar en lo que nos podríamos convertir; es decir, a través del cambio de estructura para que nos podamos sentir y mover de una manera más armoniosa.
Este método nos recalca que detrás de cada patrón de movimiento físico desfavorable, siempre existe uno favorable. De la misma forma, sugiere que en lugar de tensarnos tratando de cambiar el patrón incorrecto, nos sumerjamos dentro del cuerpo para traer nuevamente a la superficie el correcto.
El verdadero trabajo se encuentra en estimular al cuerpo a través de la imaginación, a redescubrir sus propios patrones de movimiento naturales.

El valor de tomar la responsabilidad es necesario, para que todo esto llegue a ocurrir, así como la curiosidad, la imaginación y el interés de explorar el cuerpo, Éste método al trabajar con imágenes, enfatiza visulaizar mentalmente aquello que se quiere lograr en lugar de pensar en la posición que se está tratando de cambiar, debido a que las imágenes y pensamientos se repiten constamente de uno a otro día y poco a poco afectan la dirección a la cual se dirige el cambio.

La personalidad de un individuo es moldeada por sus pensamientos. La postura es importante en cualquier sentido, no sólo por una buena apariencia física, sino porque ésta refleja hábitos y afecta los pensamientos que a su vez construyen  en la personalidad. De la misma forma los pensamientos esculpen la postura y la alineación. La imagen que una persona tenga de sí misma, lo orgullosa que se sienta de su persona y en la medida de que se perciba como parte importante de este mundo, serán aspectos que estarán a la vista de todos ya que el reflejo externo de esos pensamientos es la postura.