miércoles, 19 de septiembre de 2012

EQUILIBRAR LAS FUERZAS PARA MEJORAR EL ALINEAMIENTO


Si pretendemos levantar la pierna sin modificar la alineación de la columna, existen dos opciones:

1º.- Se pueden contraer los músculos abdominales, tensar la espalda y toda la musculatura para que así la espalda no se mueva; pero si contraemos los abdominales, se nos hará difícil respirar.
Contraer los abdominales es menos efectivo que activarlos con la estabilización de la columna.

2º.- Para equilibrar las fuerzas de la cadera te debes centrar en la parte que debe moverse para mantener el alineamiento en lugar de hacerlo en lo que debe permanecer estático.
La idea es que es preferible mantener el alineamiento mediante la acción equilibradora de las articulaciones y los músculos a que el movimiento cree una distorsión que deba corregirse a través de la tensión.

Se debe de tener presente que la aproximación al alineamiento debería centrarse en la economía de movimiento. Si te mueves con un alineamiento eficaz, el mínimo esfuerzo producirá un máximo grado de movimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario