miércoles, 4 de abril de 2012

Método Alexander

La siguiente técnica o método de aprendizaje que nos puede ayudar a saber utilizarnos o más bien nos va a ayudar a utilizar más eficientemente nuestro cuerpo es la TÉCNICA ALEXANDER

La hipótesis de F.M. Alexander supone la capacidad en todo individuo para recuperar un reflejo que adquirió en su infancia al adoptar la postura de pie; un reflejo antigravitatorio que de alguna manera debe estar inscrito en nuestra memoria neuromuscular y que abarcar la totalidad de los sistemas osteoarticular, muscular y nervioso, de la cabeza a los pies.
Este reflejo de estiramiento en la postura bípeda ordena aquello que podemos denominar el buen porte. La recuperación de este reflejo corporal pasa por lo que él denominó el "control primario", esto es re-aprender un equilibrio muscular sumamente delicado y vulnerable, y así lo describe:

"....He descubierto que un cierto uso de la cabeza y cuello en relación con el torso y otras partes de nuestro cuerpo constituye " el control primario" de todo el mecanismo... y cuando interfiero en este control se reduce todo el funcionamiento en general...."

El control de este reflejo en la parte superior del tronco paso para poner en marcha el también mecanismo reflejo que sin esfuerzo sostiene el cuerpo contra la gravedad.
Las instrucciones de la Técnica se proponen reeducar y fortalecer ese mecanismo alterado e interferido por el mal uso.

PASOS DEL APRENDIZAJE

El aprendizaje variará en cada individuo y dependerá del estado psicofísico. El fin del profesor es trabajar con el alumno para descubrir en qué modo utiliza su cuerpo habitualmente.Con la ayuda de la práctica, el alumno puede deshacerse de los hábitos que le perjudican. Esto se realiza por medio de demostraciones, instrucciones verbales y una suave gentil y leve guía de las manos.
El primer paso es ser capaz de experimentar la actividad de "el control primario" por medio del contacto de las manos del profesor "escuchando", sin ejercer ninguna presión o manipulación con el propósito de que el "control primario" del maestro funcione libremente ayudando así al alumno. De este modo puede encontrarse el equilibrio entre el necesario grado de relajación para permitir sin restricción movimiento, respiración y circulación

La Técnica Alexander no pretender enseñar mejores posiciones, sino enseñar un mejor uso de nosotros mismos, que da como resultado mejores posiciones. Es por tanto una técnica que precisa de alguien que enseñe el cómo y el qué está pasando en un constante "preparar la acción, inhibición y acción" atendiendo preferentemente al "medio por el cual" en nuestros movimientos cotidianos.

Todos somos perseguidores de fines ( como Alexander decía)Tenemos metas hacia las cuales nos precipitamos sin considerar jamás los medios por los cuales podemos conseguir mejor nuestro propósito.
El hombre ideal es el hombre no ligado. En última estancia, toda  educación debe aspirar a producir des-ligamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario